Al día de hoy, es el procedimiento considerado como estándar de oro. Consiste en la formación de un reservorio gástrico menor a 50 mL y una reconfiguración del intestino delgado en forma de Y, por lo que tiene un doble componente (mixto). Por una parte, restringe la capacidad alimenticia debido al pequeño reservorio gástrico creado y por otro lado debido a la nueva configuración intestinal, genera malabsorción de ciertos alimentos. Este procedimiento produce una pérdida de peso importante y de forma sostenida.

Una de las principales ventajas de este procedimiento es que se ha asociado a una mayor frecuencia de remisión de diabetes, con respecto a la manga gástrica, además de mayor pérdida de peso en algunos grupos de pacientes.

Por otra parte, algunas de las desventajas de esta técnica, se encuentran un mayor riesgo de presentar un cuadro de obstrucción intestinal posterior a la cirugía y la necesidad de requerir suplementación de vitaminas y minerales (de forma más estricta) de por vida.

Esta técnica es la ideal a realizar en aquellos pacientes con reflujo gastro-esofágico, diabetes y que tengan un IMC > 45 kg/m2.

Atención personalizada

Valoración Inicial

Sesión informativa por equipo multidisciplinario sin costo. Todos los Lunes y Miércoles a las 7:00 PM. Vía Zoom

Ir arriba