Consiste en la resección del 80% del estómago, mediante el uso de engrapadoras mecánicas. Esta técnica ha ganado gran aceptación en los últimos años debido a que se asocia a una menor frecuencia de complicaciones, menor tiempo de cirugía y menor riesgo de deficiencias nutricionales y fracturas. 

Otra de las ventajas de esta técnica, es que mantiene intacto la anatomía (tracto) intestinal, ya que este procedimiento se realiza de forma exclusiva en el estómago.

Sin embargo, no está exenta de desventajas, ya que se ha asociado a la aparición de reflujo gastro-esofágico en hasta un 25% de los pacientes, además de que es un procedimiento irreversible, ya que el resto del estómago es extraído. Por tal motivo, este tipo de cirugía no se recomienda realizar en pacientes que refieran datos de reflujo antes de la cirugía.

Esta técnica sería la ideal para una mujer joven, sin enfermedades asociadas y sin datos de reflujo gastro-esofágico, debido a las ventajas descritas previamente, y quien además tenga el deseo de concepción o embarazo en los próximos meses.

Atención personalizada

Valoración Inicial

Sesión informativa por equipo multidisciplinario sin costo. Todos los Lunes y Miércoles a las 7:00 PM. Vía Zoom

Ir arriba